Testimonio

Durante años los miembros de las diversas comunidades de la región veían como algo normal el que frutas como el membrillo, ciruela o capulín cayeran al suelo sin alguna utilidad. Actualmente diversos grupos en la región están empeñados en hacer de estas frutas una oportunidad de vida.

Ahora, las plantas de  membrillo, ciruela o capulín son acompañadas de duraznos, zarzamoras y fresas para la venta en los mercados locales, con lo cual los involucrados están mejorando sus ingresos. El siguiente paso a dar con los grupos es procesar las frutas para elaborar licores y mermeladas que mejoren aún más sus ingresos y su calidad de vida.

 

"Estoy feliz con mi trabajo, me gusta el campo. Mi proyecto es de durazno y zarzamora y me gusta mucho, de ahí vivo, genero empleo para mi familia y más gente. Con Pro Mixteca me siento orgulloso de conocerlos, me hicieron abrir los ojos y creo que con ellos puedo cumplir mi sueño de ser empresario".  

 

Zósimo Victoria Barrios de la Comunidad San José Yatandoyo.